Reformar una vivienda para adaptarla a una persona con problemas de movilidad

Escrito por el en Blog | 0 comentarios

Reformar una vivienda para adaptarla a una persona con problemas de movilidad

Ya sea por la llegada de una nueva persona a la vivienda o por circunstancias sobrevenidas, es posible que uno de los miembros de la familia tenga problemas de movilidad que le impidan moverse con comodidad por la casa. Estos problemas se agravan especialmente si la persona tiene que depender de una silla de ruedas.

Si es el caso y la silla de ruedas va a ser algo permanente, lo adecuado es contactar con constructoras Alcoy y solicitar un presupuesto para efectuar reformas en el hogar encaminadas a que esta persona pueda manejarse por la casa con la mayor independencia, o para facilitar su movilidad por parte de otra persona.

Reformas imprescindibles

Además de tener que adaptar la distribución de las habitaciones para poder manejarse con cierta soltura por ellas hay dos obras que serán imprescindibles en una casa en la que hay alguien con una silla de ruedas.

-La reforma del cuarto de baño. Esta es fundamental, tanto si se trata de una persona que puede utilizar el baño por sí misma con las debidas obras como si se trata de alguien que necesitará ayuda de cualquier modo.

La ducha es una de las reformas más importantes, ya que tiene que ser de un tamaño suficientemente grande para que pueda moverse la persona y también quién le ayuda. En el caso de baños muy pequeños se opta por la impermeabilización total del suelo y, en lugar de un plato de ducha, convertir todo el baño en espacio de ducha, sin límites.

Para esto se crea un pequeño desnivel en el suelo que dirige el agua a un desagüe, al estilo de los baños de los camarotes pequeños de barco. Esto facilita mucho las cosas tanto para que la persona se pueda asear sola como para que lo haga con ayuda.

Hay que garantizar también espacio para una grúa si es necesaria y colocar barras en el WC si la persona puede usarlo por sí misma.

-La reforma de las puertas de paso. En muchos casos las puertas de paso de las casas son demasiado estrechas para la silla de ruedas, incluso si no es demasiado grande. O no permiten maniobrar con soltura para que la silla gire y entre.

En estos casos se deben de realizar reformas tanto para hacerlas más anchas como para cambiar su situación y permitir así que pueda entrar la silla. Esto se hará exclusivamente en las habitaciones en las que deba de acceder la silla.

-Reforma de cocina. Si la persona en silla de ruedas vive por su cuenta, se necesitará reformar también la cocina para que todo quede a su altura y pueda manejarla sin problemas.

Te agradecemos cualquier comentario...