¿Por qué aislar térmicamente tu casa nueva?

Escrito por el julio 6, 2018 en Blog | 0 comentarios

¿Por qué aislar térmicamente tu casa nueva?

No nos cansamos de decir que hay casas y hay hogares. El hogar tiene un claro componente humano, pero también tiene asociadas ciertas cualidades de confort y bienestar. Y una de las claves para sentirse muy a gusto en el hogar es poder disfrutar de una buena temperatura. Para ello nos gastamos mucho dinero en diferentes sistemas que tienen por objetivo poder estar en un ambiente cálido en invierno y frescos durante el verano. Pero si no hay un buen aislamiento estaremos gastando mucho más de lo necesario y, posiblemente, no estaremos obteniendo los resultados esperados.

Cuando se construye una casa hay que tener en cuenta, siempre que sea posible, su orientación. Muchas personas la tienen tan en cuenta que no compran casas orientadas al norte porque saben que van a ser especialmente frías. Pero, por desgracia, esto no siempre puede controlarse porque la situación del solar, las ordenanzas y las características del terreno pueden determinar cómo irá situada la casa sin dar demasiadas alternativas. En cualquier caso, las casas con peor orientación necesitarán cuidar todavía más su aislamiento para paliar el efecto negativo de su situación con respecto al sol.

 

  • Aislamiento térmico, garantía de bienestar todo el año

 

Cuando pensamos en el aislamiento térmico solemos pensar en el frío del invierno. Pero también funciona con el calor en verano. Un ejemplo fácil de ver de un aislamiento térmico muy eficaz es de las viviendas realizadas en piedra. Estas casas de piedra antiguas resultaban muy frescas en verano, pero cálidas y acogedoras en invierno. Y eso a pesar de que no tenían ventanales como los actuales ni modernas técnicas de aislamiento.

La piedra sigue utilizándose como uno de los mejores aislantes externos y por eso muchas fachadas de casas se forran en este material. Además de ser muy aislante, la piedra es estéticamente uno de los materiales más bonitos, por lo que se consigue un resultado perfecto. Aunque la piedra es cara, se puede bajar el precio si se escoge una piedra típica de la zona que se encuentre cercana y por la que no haya que pagar demasiado por el transporte. Además, los materiales de la zona son los que mejor suelen responder a las características de cada lugar.

Pero además de estos recubrimientos, el aislamiento también va entre las paredes de la casa, por su techo y por sus suelos. Así, se evitan las transferencias de temperatura entre los diferentes pisos de la vivienda.

 

  • El aislamiento térmico, una inversión que sale a cuenta

 

Si lo que te preocupa sobre el aislamiento térmico de tu vivienda es el dinero que vas a tener que invertir para conseguir un aislamiento eficiente y eficaz puedes planteártelo de otra manera: ¿cuánto dinero vas a ahorrar en calefacción y en aire acondicionado? Seguramente mucho.

Un buen aislamiento ayuda a que el calor o el frío del exterior no tengan la misma influencia en el hogar. Pero también a que el calor o el fresco del interior de la casa no salga al exterior y se pierda. De esta manera podrás disfrutar de la mejor temperatura en el hogar con un consumo mucho menor ya que no tendrás que estar compensando estas fugas y se parte, además, de una temperatura mucho más agradable de por sí.

En muchas viviendas, con solo cambiar las ventanas por unas que tengan un mejor aislamiento, ya se percibe un gran ahorro en calefacción. Cuánto más si además de las ventanas nos encontramos con un aislamiento en la fachada, suelos y techos. Las transferencias de temperatura serán mínimas y,una vez que se consiga la temperatura que se desea en el interior de la casa, mantenerla será fácil y muy económico.

 

  • En obra o a posteriori

 

La mejor manera de realizar el aislamiento térmico de la casa es en obra. Por eso, cuándo vas a hacer tu casa nueva es el momento de planteártelo. Invertir un poco más en el aislamiento no te va a suponer un gran incremento en el precio del trabajo, pero si te va a suponer una gran diferencia .

Pero no siempre somos conscientes de este problema a tiempo, o compramos una casa nueva en la que no hemos influido en la construcción. En estos casos debes de saber que se pueden llevar a cabo reformas para mejorar el aislamiento. Aunque salen más caras que las realizadas directamente en obra, merece la pena el gasto de dinero y el tiempo que se va a retrasar el poder entrar en la nueva casa.

Para tus obras de aislamiento confía en una empresa de construcción con experiencia. Tras décadas en el sector, conocemos las mejores técnicas y trucos para que el aislamiento de tu vivienda sea el mejor y tu casa pueda ser un hogar cómodo y con un bajo consumo energético.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *