Consejos para conseguir una casa de revista con la mínima inversión

Escrito por el junio 11, 2018 en Blog | 0 comentarios

Consejos para conseguir una casa de revista con la mínima inversión

¿Quién no quiere saber cómo conseguir una casa de revista? Tener una casa bonita y con la mejor apariencia que encante a todo el mundo. A todos nos gustaría vivir en una casa de revista pero invirtiendo lo menos posible. Por eso, tanto si se va a realizar una reforma de la casa como si tan solo vamos a cambiar la decoración, podemos conseguirlo fácilmente con algunos consejos clave para modificar la apariencia de la casa por poco dinero.

No tengas miedo a mover tabiques

Si vas a realizar una reforma integral de la vivienda no tengas miedo a mover tabiques. Solo tienes que tener claro cuáles puedes tocar y cuáles deben de permanecer intactos por ser muros de carga. A parte de eso, tirar una pared o levantar una nueva no es lo más complicado en una reforma y puede suponer una gran diferencia en la vida diaria de una familia.

Si vives en un apartamento, posiblemente no puedas cambiar de lugar el cuarto de baño o la cocina por normas de la comunidad de vecinos que suelen poner reparos a cambiar la ubicación de los espacios húmedos de la vivienda para evitar filtraciones y problemas. Pero el resto de la vivienda puede transformarse por completo moviendo una o dos paredes.

El problema a la hora de tirar tabiques es que esto influye en paredes y suelos, por eso se recomienda hacerlo durante una reforma integral de la vivienda. De este modo, todo se solucionará más rápidamente y no se notará nada.

Tirar un tabique no es muy caro, como no lo es levantar uno nuevo. Lo que cuesta dinero es arreglar paredes y colocar suelos, algo que en una reforma integral seguramente estaba ya presupuestado, por lo que no va a suponer una gran diferencia económica.

No se trata de gastar mucho, sino de gastar bien

Es frecuente pensar que para tener una casa de película es necesario invertir mucho dinero, pero no es así. Lo importante es tener buen gusto y saber cómo combinar elementos decorativos muy caros con otros low cost para evitar subir la factura. Estos son algunos de los trucos que te ayudarán a que tu casa parezca de exposición:

  • No recargues la decoración. Es un error pensar que para que una habitación esté bien decorada tiene que tener muchos elementos. A veces, una habitación está perfecta con un único elemento decorativo pero puesto en el lugar correcto. Un cuadro de calidad puede resultar mucho más elegante que varias láminas baratas y mal combinadas.
  • No combines demasiados colores. Los expertos dicen que el truco está en no combinar nunca más de tres colores en una misma habitación teniendo en cuenta todos los aspectos de la misma y todos los textiles que contiene. Lo mejor es que todos sean dentro de una misma gama para evitar que acabemos creando un ambiente recargado por el exceso de color. Un truco muy sencillo y que te ahorrará muchos quebraderos de cabeza consiste en elegir el sofá y la alfombra en un mismo tono y colocar cojines que tengan ese tono, pero que aporten también pinceladas de otros colores. De este modo se romperá la línea monocromática haciendo que la habitación sea menos aburrida pero muy elegante.
  • Procura que toda tu casa tenga un estilo similar. La casa debe de tener una cierta uniformidad. No quedará bien un comedor muy moderno con un dormitorio de aire muy clásico. Lo mejor es que todo vaya dentro de una misma línea siempre que eso sea posible. La mayoría de las veces no se trata de comprar muebles muy caros, sino de tener claro qué es lo que se quiere. Por ejemplo, si te gusta el estilo vintage puedes optar por ser tú mismo el que restaures algunos muebles viejos para darles una nueva vida. Te ahorrarás mucho dinero y el resultado, si eres un poco mañoso, será muy personal y espectacular.

decoracion-casa-revista

Contrata a un decorador de interiores

En cualquier caso, hay que aceptar que no todos valemos para todo y que decorar requiere de ciertas cualidades que tal vez no se posean. Contratar a un decorador de interiores puede parecer un lujo o una excentricidad, pero no lo es en absoluto. Vamos a vivir en la casa durante muchos años y es importante vivir cómodos y con el mejor ambiente. Si no nos gusta lo que vemos querremos cambiarlo y si no damos con un bonito estilo tal vez acabemos gastando, a medio y a largo plazo, mucho más dinero que si empezamos contratando a un decorador.

Dado que vamos a ganar en sentirnos a gusto en casa, abramos la mente a esta posibilidad. Solo tendremos que tener claro qué estilo queremos darle a la vivienda y cuál es su presupuesto para que se encargue de diseñar algo que nos guste y que nos haga sentir bien sin exceder tus cifras.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *