4 tendencias de arquitectura sostenible

Escrito por el marzo 26, 2018 en Blog | 0 comentarios

4 tendencias de arquitectura sostenible

Las cubiertas vegetales

Muchas personas tienen miedo de este tipo de cubiertas porque les parece que pueden dar demasiada humedad a la vivienda, pero nada más lejos de la realidad. La humedad de las cubiertas vegetales no traspasa en ningún caso la construcción y además aporta un gran aislamiento acústico y térmico gracias a la capa de tierra y a la vegetación.

Este espacio puede ser un estupendo jardín pero también un fantástico huerto de autoabastecimiento para toda la familia.

Zonas verdes integradas en la vivienda

No solo las cubiertas vegetales, sino también otras zonas verdes pueden ser integradas en la vivienda, como un patio interior en el que puede haber algún arbusto o jardines verticales en las terrazas para plantar todo tipo de hierbas aromáticas que se pueden utilizar para la cocina.

Además de purificar el aire, este tipo de zonas verdes en el interior de la vivienda aportan relax y permiten contar con espacios típicos del exterior sin tener que salir de la vivienda.

Piedra y madera

Lo natural está de moda y la piedra y la madera deben de formar parte de cualquier vivienda de arquitectura sostenible. Eso sí, es muy importante que se trata de productos autóctonos. Cualquiera de estos materiales debe de ser de lugares cercanos y propios de la región. No tiene sentido integrar en una vivienda piedra traída del Brasil o una madera africana ya que eso sería totalmente contrario a la filosofía de la arquitectura sostenible.

La madera está especialmente de moda en estos momentos en las diferentes tendencias de decoración con detalles como las vigas a la vista en el techo o los suelos de madera natural.

El estándar Passivhaus

Se trata de una manera de construir diferente, que optimiza los recursos para lograr un aislamiento perfecto que permita reducir hasta en un 75% las necesidades de calefacción o de aire acondicionado de la vivienda. Este aislamiento puede llegar a ser tan perfecto que no haya puentes térmicos, sino que sea continuo.

Se añaden además otros factores como el aprovechar el calor que se genera en la vivienda para calentar el aire que entra y no tener que usar tanta calefacción o el sistema de aire eficiente que evita que se pierda el aire frío durante el verano debiendo de gastar más en acondicionamiento. No es una construcción barata pero lo cierto es que resulta rentable a medio plazo.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *